jueves, 25 de febrero de 2016

Presidente Medina y primera dama entregan CAID-San Juan

SAN JUAN.- El presidente Danilo Medina y la primera dama Cándida Montilla de Medina, entregaron la tarde de este miércoles aquí el tercer Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID), en el marco de las políticas de inclusión social que lleva a cabo su Gobierno.  
El CAID-San Juan es el tercero de cinco Centros que el Despacho de la Primera Dama proyecta construir durante el Gobierno del presidente Danilo Medina.
“El CAID no será jamás un desperdicio de recursos”, afirmó la Primera Dama.
Dos instalaciones de ese tipo operan con eficiencia en Santo Domingo Oeste y Santiago, cambiando las vidas de miles de niños y niñas con habilidades especiales, así como de sus familias, al brindarles la posibilidad de tratar sus condiciones particulares sin incertidumbres y sin el temor de interrumpir las terapias por la falta de recursos.
De igual modo, en el CAID-San Juan se brindará asistencia a niños y niñas con síndrome de Down, trastornos del espectro autista y parálisis cerebral, en edades de cero a diez años de edad.
Además, pondrá al servicio de la gente de la región Sur, 18 servicios, modernas instalaciones con tecnología de punta y sobre todo un personal capacitado y titulado nacional e internacionalmente, cuyos principales estímulos son el amor al prójimo y la solidaridad.
Los niños del CAID ocupan un lugar especial en las preocupaciones de Cándida Montilla de Medina.
Al pronunciar el discurso central del acto, Cándida Montilla de Medina, destacó la importancia del CAID para la gente del Sur del país, pues datos de la Oficina Nacional de Estadísticas (ONE), estiman que en 2015 la población entre cero y nueve años de edad en esta región era de 150,949 infantes.
Detalló que eso significa que unos 20,677 niños y niñas sureños necesitan asistencia especializada para tratar sus diferentes condiciones de discapacidad, para quienes el CAID será una respuesta.
Cándida Montilla de Medina proclamó, además, que el CAID jamás será un desperdicio de recursos, porque representa el aporte que ofrece el Despacho de la Primera Dama al éxito de las políticas públicas de inclusión prometidas y cumplidas por el presidente Danilo Medina.
“Nada refleja más fielmente la imagen de Jesús que un niño que sufre. Solo los muy duros de corazón no se conmueven frente a estas criaturas que claman justicia para poder sonreír”, indicó.
En ese contexto, recordó que el jefe de Estado ha puesto gran empeño en dignificar las condiciones de vida de la gente del Sur, para quienes construye obras de gran impacto social y democratiza las oportunidades.

Solidaridad taiwanesa
La Primera Dama también manifestó su agradecimiento por el apoyo del Gobierno de la República China de Taiwán, a cuyo presidente Ma Ying-jeou, envió saludos a través del embajador de esa nación, Valentino Ji Zen Tang, quien acompañó a la pareja presidencial dominicana durante el acto.