jueves, 25 de agosto de 2016

Califica de falsa versión en torno a jugadoras afectadas por incendio en Ferry

Resultado de imagen para Franklin GrullónSAN JUAN.- El cónsul de la República Dominicana en San Juan, Puerto Rico, Franklin Grullón, tildó de falsa una información de una periodista dominicana residente en Miami y de un canal de televisión  de Puerto Rico de que el Consulado no hizo las gestiones pertinentes para ayudar al equipo de voleibol “Avanzada Juvenil”, de Santo Domingo Oeste, y otros dominicanos que viajaban en el Ferry recientemente incendiado en las costas de aqui.
Explicó que al momento del accidente, aunque él (Grullón) no se encontraba en la isla, designó un equipo  integrado por los vicecónsules Marisel Lister, Carlos Pérez, Rafael Espinal y  Geraldo Soriano, al que se integraron el director del INDEX, Adalberto Bejarán,  y la abogada Viviana Díaz Saviñon, de la división de asuntos legales, quienes investigaron la situación de sus compatriotas.
Aseguró que desde el primer día dio seguimiento al caso de manera directa y el Consulado ha respondido en la medida que se le han informado sobre las necesidades y situaciones de cada uno de esos dominicanos.
Indicó que, a pesar de encontrarse en República Dominicana debido a que su pasaporte venció el pasado 16 de agosto, los vicecónsules en Puerto Rico han brindado la ayuda necesaria al equipo y todos los que se han visto afectados.
“Queremos también dejar claro que con las investigaciones provistas por el vicecónsul Carlos Pérez, la vicecónsul Marisel Lister y el director del Instituto del Dominicano en el Exterior, Adalberto Bejarán, se coordinó de inmediato atender las necesidades de salud y que ellos pudieran comunicarse con sus familiares desde la misma sala de emergencia (de los centros de salud donde fueron ingresados)”, explicó Grullón.
Agregó que también han recibido el apoyo de las diferentes agencias gubernamentales en Puerto Rico, tanto estatal como federal, entre ellas el Departamento de la Familia, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos y la Policía de Puerto Rico.